Reflexiones en torno al aprendizaje basado en problemas: una alternativa en la asignatura gestión del cuidado

ARTÍCULO DE REVISIÓN

 

Reflexiones en torno al aprendizaje basado en problemas: una alternativa en la asignatura gestión del cuidado

 

Reflections concerning problem-based learning: an alternative in the subject Management of Care

 

 

Carolina Elena Cortina NavarroI; Alexander Ortiz Cañas; María Yaquelin Expósito ConcepciónII

I Universidad de Magdalena. Colombia.
II Universidad Cooperativa de Colombia.

 

 


RESUMEN

Introducción: el Aprendizaje Basado en Problemas es una metodología basada en el estudiante como protagonista de su propio aprendizaje. También es considerada como una metodología centrada en el aprendizaje, en la investigación y reflexión que siguen los alumnos para llegar a una solución ante un problema.
Objetivo: examinar las evidencias científicas durante los últimos años acerca del Aprendizaje Basado en Problemas y su utilización en los programas de enfermería, especialmente en la asignatura gestión del cuidado.
Métodos: revisión crítica, reflexiva y participativa. Se analizaron 50 artículos en publicaciones de revistas nacionales e internacionales indexadas en las bases de datos Medline, Scielo, Redalyc y otro sin número de web grafía.
Conclusiones: el Aprendizaje Basado en Problemas en enfermería se constituye en una forma de trabajo valiosa para el método tradicional de aprendizaje, ya que el estudiantado aumenta su capacidad para el autoaprendizaje y su capacidad crítica para analizar la información que les ofrece la búsqueda. En la gestión en enfermería, esta implica asumir el papel de líder asertivo, teniendo en cuenta la satisfacción del cliente interno, externo y el cumplimiento de los objetivos de la institución y a las normas legales existentes. El Aprendizaje Basado en Problemas como técnica, método, herramienta o metodología de aprendizaje, favorece la construcción de conocimiento a través de la resolución de problemas o acciones reales.

Palabras clave: aprendizaje basado en problemas; autoaprendizaje; gestión en enfermería.


ABSTRACT

Introduction: problem-based learning is a methodology based on the student as protagonist of his/her own learning. It is also considered as a methodology centered on learning, research and reflection followed by the students in order to find a solution given a problem.
Objective: to examine the scientific evidences over the latest years about problem-based learning and its use in nursing syllabuses, especially in the subject Management of Care.
Methods: critical, reflexive and participative review. 50 articles were analyzed, which appeared on national and international published journals indexed in the databases Medline, Scielo, Redalyc and others with no number of web graph.
Conclusions: problem-based learning in nursing is constituted as a valuable working means for the traditional learning method, since the student increases his/her learning and judgmental capacities to analyze the information offered by the search. In nursing management, this implies to assume the role of an assertive leader, taking into account the satisfaction of the in and out clients and the fulfillment of the objectives of the institution and the existing legal standards. Problem-based learning as technique, method, tool or methodology favors the construction of knowledge by the solution of real problems or actions.

Keywords: problem-based learning, self-teaching, nursing management.


 


INTRODUCCIÓN

Según la UNESCO, la formación de profesionales competentes y comprometidos con el desarrollo social constituye hoy una misión esencial de la educación superior contemporánea. La sociedad cada día exige que los profesionales sean capaces no sólo de resolver con eficiencia los problemas de la práctica profesional, sino también, y fundamentalmente, de lograr un desempeño profesional ético responsable.

Ello significa que el proceso de formación que tiene lugar en las universidades debe cambiar la concepción de ver al estudiante como objeto de la formación profesional a la de sujeto de su formación profesional y de considerar que el centro de interés sea la adquisición de conocimientos y habilidades y no la formación integral de la personalidad del estudiante.

El analizar las percepciones de los diferentes autores referentes al Aprendizaje Basado en Problemas (ABP), lleva a conocer el grado en que esta metodología ha ido aumentando en el transcurso de los años no solo en el área de las ciencias de la salud. De igual forma, abordar en profundidad estos temas puede ser relevante en la construcción positiva de críticas sobre la situación de la calidad de la educación.

En este contexto, el proceso de formación de enfermería implica varias fases ya que debe estar basado en el desarrollo de diferentes competencias que constituyen la base fundamental para generar un excelente profesional de enfermería; la formación debe ser integral puesto que se educa para realizar tareas específicas y desarrollar las competencias en el sujeto cuidado desde el ser, el saber y saber hacer.

El ABP, como estrategia didáctica para la estimulación del aprendizaje de los estudiantes de enfermería y especialmente en la asignatura gestión del cuidado, se convierte en centro de esta revisión, si tenemos en consideración que la gestión del cuidado, según Espinoza1, es el arte que se aprende y perfecciona en la práctica. Involucra la planificación, organización, coordinación, dirección y el control. Usa la gestión y las habilidades de liderazgo.

La necesidad de reflexionar sobre este tema es aún mayor cuando en enfermería tener los conocimientos y habilidades asistenciales o administrativa en el campo de la salud ha de ser dinámico a la realidad social, política, económica, científica y tecnológica, así como también a los dilemas éticos que ella plantea, de tal manera que mejore la calidad de la prestación del servicio.

Esta revisión tiene como intención examinar las evidencias científicas durante los últimos años acerca del ABP y su utilización en los programas de enfermería, especialmente en la asignatura gestión del cuidado.

 

MÉTODOS

Se realizó una revisión crítica, reflexiva y participativa. Se analizaron y revisaron 50 artículos en publicaciones de revistas nacionales e internacionales indexadas en las bases de datos Medline, Scielo y Redalyc.

 

DESARROLLO

1. Aprendizaje Basado en Problemas (ABP)

El ABP es una metodología docente basada en el estudiante como protagonista de su propio aprendizaje.2 También es considerada como una metodología centrada en el aprendizaje, en la investigación y reflexión que siguen los alumnos para llegar a una solución ante un problema planteado por el profesor.3

Guillament y cols.,4 manifiestan que el ABP es una metodología educativa constructivista basada en el análisis de situaciones de salud de la vida real. Este análisis busca activar el conocimiento previo, detectar los problemas subyacentes a dicha situación desde diferentes perspectivas y buscar la información adecuada para construir un nuevo conocimiento. Barrows y Tamblyn5 lo definen como el aprendizaje que resulta del proceso de trabajar hacia el conocimiento de la resolución del problema.

Por otro lado, autores como Bustamante y cols.6 y Branda7 afirman que se trata de una modalidad metodológica de aprendizaje en la cual el punto de partida es un problema o situación de su futuro ámbito profesional, que permite al estudiante identificar necesidades para comprender mejor ese problema/situación, al mismo tiempo, es una metodología de enseñanza – aprendizaje con base constructivista, que busca, a través del trabajo de equipo de un grupo de estudiantes guiados por un profesor – tutor, en donde a través de proceso de investigación, sugierir soluciones, con la finalidad de que durante ese proceso cada uno de los alumnos participantes pueda construir aprendizajes altamente significativos, pertinentes, actualizados y contextualizados.

Según Bejarano y cols.,8 el ABP se presenta como un método que promueve un aprendizaje integrado, en el sentido que aglutina el qué con el cómo y el para qué se aprende. De igual modo, esta metodología ha resultado ser una experiencia muy beneficiosa para el desarrollo de las habilidades, capacidades y competencias demandadas por el mundo laboral, siendo el trabajo en equipo en un laboratorio analítico y el autoaprendizaje.9

Como método didáctico, Restrepo10 afirma que el ABP cae en el dominio de las pedagogías activas y especialmente en la estrategia llamada aprendizaje por descubrimiento y construcción, que se contrapone a la estrategia expositiva o magistral. Atendiendo a lo anterior, el ABP como método didáctico del aprendizaje en los estudiantes significa que, a través de su experimentación con él, se generan conocimientos nuevos sobre la realidad, al mismo tiempo que posibilita cambios en las personas participantes y en su contexto sociocultural.

2. Fundamento del ABP

Teniendo en cuenta que los inicios del ABP, hace ya más de 40 años, y que así mismo, éste se ha difundido en su aplicación en varias áreas de conocimiento, a diferentes niveles en los programas de educación superior (grado, posgrado), también se ha modificado en su forma de implementación.11 Para Bernabeu12 el ABP se sustenta en diferentes teorías del aprendizaje humano, en particular en la teoría constructivista, según la cual el conocimiento es el resultado de un proceso de construcción en el que participa de forma activa la persona.

Orts y cols.13 plantean que Piaget y Bruner tienen la idea de que el aprendizaje es un proceso continuo de creación que se produce en un contexto social y de relación, y que los nuevos aprendizajes se sustentan en aprendizajes previos. Entonces, se puede decir que la habilidad del aprendizaje es un proceso o capacidad que, a través de los primeros años de vida de todo ser humano se debe adquirir, estimular y desarrollar.

Siguiendo el camino del constructivismo, Savery y Duffy14 afirman que la interacción con el ambiente es el concepto medular de éste. Y así mismo, dicen que no se puede hablar de qué es aprendido separadamente de cómo es aprendido, como si toda una variedad de experiencias condujera al mismo entendimiento. Más bien, lo que se comprende es una función del contenido, del contexto, de la actividad de aprendizaje y, tal vez de forma más importante, de las metas del aprendiz.

Al tener en cuenta lo expresado por Crispin y cols.,15 el aprendizaje no sólo es cuestión de memorizar, sino también en entender, asimilar, adaptar y cómo, empleando ciertas técnicas y estrategias, éste se hace efectivo. El ABP como una metodología de trabajo no sólo es tratar de abordar objetivos relativos al conocimiento o dominio de una asignatura o área determinada de conocimientos, sino también el desarrollo de habilidades y competencias relativas a la capacidad de trabajar en equipo, de búsqueda y validación de información, de habilidades comunicativas.16

González17 afirma que en las últimas décadas los avances en las ciencias cognitivas han permitido construir el paradigma "constructivista" del aprendizaje en el que la motivación personal para aprender cumple un papel esencial. Según este paradigma, el aprendizaje es un fenómeno singular e individual que puede verse favorecido por la interacción en grupo, pero no se aprende desde tabula rasa, es decir, desde el no saber nada, sino que se aprende a partir de lo que ya se sabe, se construye sobre las experiencias educativas previas. Según Sánchez,18 la perspectiva de "construir conocimiento" parece ser una necesidad común y un camino adecuado para enfrentar la complejidad actual, el cual requiere un nuevo paradigma de aprendizaje. Los paradigmas que hoy prevalecen no parecen estar enfocados a este propósito y pueden volverse obsoletos.

3. Elementos esenciales para la aplicación del ABP

El ABP no es la panacea ni la única metodología docente innovadora, pero al menos es una buena herramienta con la que fragmentar el círculo vicioso de la educación que se ha trabajado hasta ahora y poder experimentar la innovación educativa.19

En el proceso de enseñanza-aprendizaje lo importante es capacitar al alumnado para que aprenda significativamente, es decir "aprenda a aprender".20 De alguna manera, saber estudiar es fundamental para el alumno y una constante preocupación en el sistema educativo la metodología de estudio que se utilice. Sin duda, los objetivos de aprendizaje son una descripción explícita, en términos concretos y sin ambigüedades, estos objetivos indican las circunstancias en las cuales se sabe que el estudiante ha conseguido las competencias establecidas por el programa (grado/asignatura/módulo o unidad de aprendizaje).

La formación centrada en competencias, es una oportunidad para emplear metodologías activas que permitan proporcionar un aprendizaje más profundo y centrado en el estudiante.

El término "competencia", en su acepción académica, se ha definido como la combinación de atributos que describe cómo los estudiantes serán capaces de desenvolverse al finalizar el proceso educativo.21 Dentro de las competencias se incluyen aquellas que se consideran genéricas (instrumentales, interpersonales y sistémicas) y las que son específicas de cada área temática.22

Aprender se produce de forma progresiva, puede ser guiado o no, por los recursos y organización docente, pero lo fundamental es que los estudiantes se guíen por la motivación, por su esfuerzo y perseverancia.

Los elementos del aprendizaje en el ABP son: el problema, el grupo y el maestro o tutor.

El problema

Según Vizcarro y Juarez23 los problemas son, sin duda, un elemento crucial en el ABP. Típicamente, no se formula en términos de problema ni se sugieren preguntas que los estudiantes tienen que contestar. El formato del problema tiene que presentar el caso del paciente de la misma manera que ocurre en el mundo real, en donde sólo se tiene información de los dolores y síntomas manifestados. El formato debe permitir también que los estudiantes formulen preguntas al paciente, realicen exámenes físicos y ordenen análisis de laboratorio, todo en alguna secuencia. Los resultados de estas indagaciones se van proporcionando conforme avanza el trabajo a lo largo del problema.24 Para Restrepo10 “problema son muchas cosas. Comprender un fenómeno complejo es un problema; resolver una incógnita, una situación, para las cuales no se conocen caminos directos e inmediatos, es un problema; encontrar una forma mejor de hacer algo es un problema; hacerse una pregunta o plantearse un propósito sobre posibles relaciones entre variables es un problema; no comprender en su complejidad un fenómeno natural o social es un problema”.

El grupo

Este es otro de los componentes cruciales de la metodología ABP. El que está formado por el tutor y los estudiantes, cuyo número puede variar entre 6-8 estudiantes habituales hasta los 18-20 (aunque estos últimos hay que considerarlos a todas luces excesivo). Los estudiantes, por otra parte, asumen dos roles fundamentales en los que se van turnando los componentes del grupo: el de coordinador del grupo (o de la discusión) y el de secretario (el que toma nota de la discusión del grupo, preferiblemente en un portafolios, de manera que quede constancia).22

El maestro o tutor

En términos de comunicación metacognitiva, el rol del maestro o tutor es facilitar un mejor entendimiento. Se encarga de plantear preguntas a los estudiantes que les ayuden a cuestionarse y encontrar por ellos mismos la mejor ruta de entendimiento y manejo del problema.24

El tutor es el "lazarillo" del estudiante en su proceso de aprendizaje, el más cercano al estudiante y el que, con su actuación, facilita el aprendizaje y conoce la evolución del grupo y del estudiante. El tutor evalúa los aspectos actitudinales y de habilidad de cada estudiante y del grupo. Por su parte, es el experto, el que conoce en profundidad la materia que el estudiante aprende con esta metodología y es un recurso de consulta acerca de las dudas que le pueden surgir en la elaboración del conocimiento.2

4. El ABP y la formación del profesional de enfermería

La Educación superior en Colombia cumple un papel estratégico en el proyecto de desarrollo económico, social y político en el que está comprometido el país y por esto ha experimentado una notable transformación en las últimas décadas.25 Hay que tener en cuenta que enfermería es una profesión mundialmente reconocida y legitimada por las personas como una práctica de cuidado para la preservación de la vida y que actúa en varias dimensiones, en el cuidado, en la investigación y en la educación.26

Misas27 expresa que cada vez va a ser más necesario que las instituciones de educación superior den razón de la eficacia social de la tarea que realizan. A lo cual, el ABP surge como una esperanza para las universidades a razón de la generación de conocimientos. Según Araujo28 el ABP es una nueva perspectiva de la enseñanza en la universidad, es una estrategia que se perfila como uno de los enfoques más innovadores en la formación profesional y académica actual, cada vez con más espacio en las universidades del mundo. Ya en el plano de la profesión de enfermería, Guillament y cols.4 opinan que ante los retos que debe afrontar el personal de enfermería en estos tiempos, las escuelas de enfermería deben afrontar un cambio en sus paradigmas docentes. Así mismo, Illesca29 opina: “ como producto de la globalización, las/os Enfermeras/os han debido adaptarse a las transformaciones del medio, ampliando su campo de acción en las funciones propias del quehacer, con el correspondiente refuerzo de un trabajo en equipo multidisciplinario, para apoyar con mayor fuerza los nuevos enfoques holísticos del cuidado”.

Para Mora30 el ABP en enfermería es una forma de trabajo que constituye una alternativa valiosa para el método tradicional de aprendizaje, ya que el estudiantado aumenta su capacidad para el autoaprendizaje y su capacidad crítica para analizar la información que les ofrece la búsqueda. Además, pasa a ser un sujeto activo dentro de su formación, puesto que es él o ella quien busca el aprendizaje que considera necesario para la resolución de los problemas que se le plantean.

El ABP en su evolución se ha ido configurando como una filosofía, como una forma de entender la educación y como un estilo de aprender.31 Los trabajos de ABP en gran grupo se convierten en una alternativa en el contexto actual de limitación de recursos en la universidades, puesto que las investigaciones existentes sobre el tema ponen de manifiesto que la modificación en el formato no influye en las habilidades adquiridas y en la satisfacción alcanzada por los participantes en tareas que utilizan este sistema de aprendizaje. Parece que la diferencia esencial entre un modelo y otro está en que, en un gran grupo, el ABP permite un grado de supervisión menor del tutor cuando se realizan las tutorías presenciales, hecho que no parece afectar a factores como la satisfacción o la motivación.32 Hay que anotar que uno de los puntos fuertes del ABP es el no tener como objetivo final la resolución del problema. El problema se utiliza como sustento de la identificación de los temas de aprendizaje para su estudio, de manera independiente o grupal.33

Herrera34 afirma que el ABP como estrategia de aprendizaje, adiestra a los estudiantes de enfermería en la producción de soluciones válidas para los posibles problemas de carácter complejo que se presenten en la realidad futura o presente.

En este sentido, el proceso de enfermería es definido como un método sistemático de solución de problemas a través del cual se ofrece cuidado de enfermería individualizado de acuerdo a las condiciones clínicas del paciente. Aunque, es de anotar que la práctica asistencial en enfermería exige que los estudiantes y profesionales sean capaces de pensar críticamente para elegir las acciones idóneas al momento de solucionar los problemas detectados, donde aprender a razonar es una de las etapas más complejas en términos cognitivos y uno de los temas más relacionados con la toma de decisiones.35

Pinilla36 manifiesta que es preciso mencionar que para los estudiantes de ciencias de la salud, el modelo tradicional positivista es el que se usa particularmente en el ciclo de las ciencias básicas. Ya en el ciclo de formación clínica desde el pregrado y la formación de posgrados se ha desarrollado igualmente con un modelo tradicional positivista que desde siempre se ha desenvuelto en la atención al paciente en la relación de docencia-servicio. Para Martin37 el ABP es un método de enseñanza-aprendizaje, cuyo objetivo final es mejorar la calidad docente. Teniendo en cuenta lo anterior, se requiere que los profesionales responsables en la formación académica conozcan, implementen y evalúen la aplicación de las diferentes estrategias pedagógicas que existen.38,39

De la misma forma Bernal y Ponce40 anuncian que los docentes de enfermería de hoy, deben de estar pensando las formas o caminos de afianzar en el estudiante la confianza, la esperanza, el coraje, la paciencia, la continuidad y la constancia que le dan la oportunidad de establecer no sólo un puente de comunicación, sino también un vínculo indisoluble que haga crecer a ambos (docente-alumno, cuidador-sujeto del cuidado) en la experiencia del cuidado para sí mismos sin transgredir al otro.

Se puede decir que el panorama de la educación en enfermería es aún incipiente, debido a que, a pesar de existir una política vigente y actualizada, las diferencias, la corrupción, la inequidad y la falta de oportunidades juegan un papel importante para que no se dé un avance y desarrollo en la calidad y excelencia de la educación para la nueva generación.

5. El uso del ABP en la Gestión del cuidado

Epistemológicamente el saber enfermero se caracteriza como un saber práctico, el que por su propia naturaleza personal y tácita no puede ser formalizado ni transmitido, sólo puede ser demostrado. Este conocimiento práctico reflexivo existe en la acción profesional de manera implícita y personal, y se desarrolla en una realidad compleja, incierta y saturada de valores.41 Para Calero42 es importante que en el desarrollo de las clases, sin importar el área curricular que se trabaje, se plantee a los estudiantes situaciones problemáticas que posibiliten en ellos el ejercicio de su pensamiento, su iniciativa y creatividad, que apliquen lo aprendido a situaciones nuevas. Así, irán construyendo sus propios aprendizajes, desarrollarán su autoestima y confianza en sí mismos.

En el plano de la asignatura de gestión del cuidado, Moreno, Muñoz y Alvis43 mencionan que cuidar, implica para enfermería un conocimiento propio de cada enfermo, un darse cuenta de sus actitudes, aptitudes, intereses y motivaciones y además de conocimientos, que requiere el reconocimiento de su manifestación como persona única, auténtica, capaz de generar confianza, serenidad, seguridad y apoyo humanos. Por otra parte, Waldow44 opina que cuidar es una característica que hace parte del ser, y es pensado y dirigido a todas las cosas, los objetos y los seres vivos, pues fundamentalmente esta acción se constituye en la relación con los otros. Cabarcas45 expone que la atención de enfermería se basa en el cuidado integral del individuo teniendo como base la dignidad, necesidades, derechos y no simplemente la enfermedad.

El enfermero debe hacer uso de sus conocimientos en ética y bioética para la satisfacción de las necesidades del paciente en búsqueda de su bienestar. La gestión de la calidad del cuidado de enfermería implica la planificación, organización, dirección y control de los recursos financieros, humanos y materiales. A lo cual, los procesos de enseñanza y aprendizaje en administración de servicios en los estudiantes de enfermería, se debe asumir desde la necesidad tanto en el referente teórico como en el legal, para así encontrar posibles soluciones a las problemáticas específicas.

La gestión del cuidado, según Espinoza,1 es el conjunto de acciones para lograr un objetivo, meta o propósito, es el arte que se aprende y se perfecciona en la práctica. Involucra la planificación, organización, coordinación, dirección y control. Usa la gestión y las habilidades de liderazgo. Morfi46 asegura que la gestión de cuidados tiene el propósito de adecuar la atención a las necesidades del enfermo, las demandas de sus familiares, cuidadores y de la comunidad.

Por su parte, De Oliveira y Kowal47 afirman que el profesional de enfermería que asuma un papel administrativo o de gerente en los servicios de salud, sobre todo en el ámbito hospitalario, es el responsable por la gestión de los servicios de enfermería y por tomar medidas que integren las áreas administrativas, asistenciales y de enseñanza/investigación, con el objetivo de obtener una atención de calidad. Por tanto, la gestión en enfermería implica asumir el papel de líder asertivo, teniendo en cuenta la satisfacción del cliente interno, externo y el cumplimiento de los objetivos de la institución y a las normas legales existentes.

Muro, Blasco y Colomer48 expresan que el Aprendizaje Basado en Problemas constituye una herramienta que ha demostrado una gran utilidad en el aprendizaje en las Ciencias de la Salud, ya que favorece el aprendizaje activo del docente, enseña al estudiante a aprender y a integrar la teoría con la práctica. De igual forma Apreciada y cols.49 afirman que el ABP es enfocado en el estudiante y se basa en el estudio de problemas propuestos por el docente con el propósito de estimular la búsqueda activa del conocimiento por el estudiante sobre determinado tema y la integración de los contenidos para la resolución de problemas reales vividos en el campo de práctica profesional.

Por lo tanto, este tipo de metodología está siendo necesaria puesto que para Murrain50 la educación y en particular la de profesionales prestadores de servicios en salud como las enfermeras, es importante entender, conocer y marcar "la tendencia de formación" de acuerdo no sólo con las necesidades socio-laborales, sino también en correspondencia con las necesidades de desarrollo humano y social más allá de lo que se tiene en el presente.

 

CONSIDERACIONES FINALES

El ABP como técnica, método, herramienta o metodología de aprendizaje favorece la construcción de conocimiento a través de la resolución de problemas o acciones reales. En el programa de enfermería se pretende implementar este método, el cual de acuerdo con autores como Herrera, Mora, Bernal y Ponce, entre otros, esta metodología trae consigo resultados satisfactorios para los estudiantes y docentes que imparten sus asignaturas.

Este método de aprendizaje es importante para las universidades, ya que fortalece el campo teórico y práctico de los enfermeros que se están graduando; así mismo, enriquece la formación profesional y personal, porque con esta herramienta se podrá hacer una prevalencia de las necesidades que favorecen o desfavorecen una formación integral de los futuros enfermeros/as.

La calidad se convirtió en el concepto clave y en la herramienta fundamental para garantizar la competitividad y sostenibilidad de las empresas en un mercado cada día más exigente, en el cual no es suficiente la sola expresión de tener buena calidad, sino que se exige la demostración y certificación de la calidad de los bienes y servicios ofrecidos. La búsqueda de nuevos enfoques o dinámicas como el ABP que ayuden a mantener la calidad de las instituciones de educación superior no están de más y, por tanto, deben ser implementadas.


REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

1. Espinoza M, Valenzuela S. Análisis de la teoría de los síntomas desagradables en el cuidado de la enfermería paliativa oncológica. Revista Cubana de Enfermería 2011 Jun [citado 6 Jul 2015];27(2):141-50. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-03192011000200006

2. Molina J, García A, Pedraz A, Antón M. Aprendizaje Basado en Problemas: una alternativa al método tradicional. Revista de la Red Estatal de Docencia Universitaria 2013 [citado 6 Jul 2015];3(2):79-85. Disponible en: http://campus.usal.es/~ofeees/NUEVAS_METODOLOGIAS/ABP/molina.pdf

3. Aprendizaje Basado en Problemas. Guías rápidas sobre nuevas metodologías. Madrid: Universidad Politécnica de Madrid; 2008 [citado 6 Jul 2015]. Disponible en: http://innovacioneducativa.upm.es/guias/Aprendizaje_basado_en_problemas.pdf

4. Guillament A, González P, Valero C, Celma M. El Aprendizaje Basado en Problemas como cambio de cultura para las escuelas de enfermería. Nursing 2008 [citado 6 Jul 2015];26(3):64-6. Disponible en: http://www.hvn.es/invest_calid_docencia/bibliotecas/publicaciones/archivos/doc_130.pdf

5. Barrows HS, Tamblym RM. Problem-Based Learning: An Approach to Medical Education. New York: Springer Publishing Company; 2012.

6. Bustamante O, Aliaga V, Torres T. Aprendizaje Basado en Problemas: evaluación de una propuesta curricular para la formación inicial docente. Revista Estudios Pedagógicos 2012 [citado 6 Jul 2015];38(1):161-80. Disponible en: http://mingaonline.uach.cl/pdf/estped/v38n1/art10.pdf

7. Branda L. El Aprendizaje Basado en Problemas en la Formación en Ciencias de la Salud. En: El aprendizaje basado en problemas: una herramienta para toda la vida. Madrid: Agencia Laín Entralgo; 2004. p. 54-9.

8. Bejarano M, Lirio J, Martínez A, Manzanares A, Palomares M, Rodríguez L, et al. El aprendizaje Basado en Problemas (ABP). Madrid: Narcea Ediciones; 2008.

9. Lorenzo R, Fernández P, Carro A. Experiencia en la aplicación del Aprendizaje Basado en Problemas en la asignatura proyecto de licenciatura en química. Formación universitaria 2011 [citado 6 Jul 2015];4(2):37-44. Disponible en: http://www.scielo.cl/pdf/formuniv/v4n2/art05.pdf

10. Restrepo B. Aprendizaje Basado en Problemas (ABP): una innovación didáctica para la enseñanza universitaria. Revista Pedagogía Universitaria 2005 [citado 6 Jul 2015];8:9-19. Disponible en: https://www.google.com.co/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=16&cad=rja&uact=8&ved=0CEEQFjAFOApqFQoTCKjRwsqg8sYCFUKMDQodoOsBPA&url=http%3A%2F%2Fdialnet.unirioja.es%2Fdescarga%2Farticulo%2F2040741.pdf&ei=V2SxVehJwpg2oNeH4AM&usg=AFQjCNGsIBAF1hLoOzLohXsO0tRVQffSKA&bvm=bv.98476267,d.cWw

11. Branda L. El aprendizaje basado en problemas. Un inicio del aprendizaje a lo largo de la vida. Educación Médica Continuada 2009 [citado 6 Jul 2015];2(4):15-21. Disponible en: https://egavilan.files.wordpress.com/2010/05/branda-abp-un-inicio-del-aprendizaje-a-lo-largo-de-la-vida.pdf

12. Bernabeu M, Consul M. El aprendizaje basado en problemas: el método ABP. [citado 6 Jul 2015]. Disponible en: http://educrea.cl/aprendizaje-basado-en-problemas-el-metodo-abp/

13. Ortz M, Luz E, Falgas D. Consideraciones sobre la fundamentación psicopedagógica del ABP. Aspectos esenciales. Revista Aula de innovación educativa 2012 [citado 6 Jul 2015];(216):19-23. Dsiponible en: http://web2.udg.edu/ice/doc/xids/aulaeducativaMarta2.pdf

14. Savery J, Duffy T. Aprendizaje Basado en Problemas: un modelo instruccional y su marco constructivista. 1996 [citado 6 Jul 2015]. Disponible en: http://www.casagrande.edu.ec/download/biblioteca/aprendizaje-y-diseno-de-clases/APRENDIZAJE%20BASADO%20EN%20PROBLEMAS.pdf

15. Crispin M, Esquivel M, Loyola M, Fregoso A. ¿Qué es el aprendizaje y cómo aprendemos? En: M Crispín, MC Doria, AB Rivera, T De la Garza, S Carrillo, L Guerrero, et al. Aprendizaje Autónomo. Orientaciones para la docencia. México: Universidad Iberoamericana; 2011 [citado 6 Jul 2015]. Disponible en: http://www.uia.mx/web/files/publicaciones/aprendizaje- autonomo.pdf

16. Naranjo HA, Caracuel RM, Cáliz CR. Lupus. Reumacademia 2011 [citado 6 Jul 2015]:1-11. Disponible en: http://www.ser.es/ArchivosDESCARGABLES/Reumacademia/ABP_Lupus.pdf

17. González HC. Aplicación del aprendizaje basado en problemas en los estudios de grado en Enfermería [tesis]. España: Universidad de Valladolid; 2012.

18. Sánchez DJ. Condiciones para el desarrollo de comunidades de construcción de conocimiento con el soporte del Knowledge Forum en entornos de educación superior. Barcelona: Universidad de Barcelona. 2009 [citado 6 Jul 2015];10(1):301-3. Disponible en: http://www.redalyc.org/pdf/2010/201018023018.pdf

19. García SJ. El aprendizaje basado en problemas en la enseñanza universitaria. Murcia: Universidad de Murcia, Servicio de Publicaciones; 2008

20. Sobrado FL, Cauce SA, Rial SR. Las habilidades de aprendizaje y estudio en la educación secundaria: estrategias orientadoras de mejora. Revista Tendencias pedagógicas 2002 [citado 6 Jul 2015];7(6):155-77. Disponible en: http://www.tendenciaspedagogicas.com/Articulos/2002_07_06.pdf

21. Proyecto Tuning. Informe final. Bilbao: Universidad de Deusto; 2003. Disponible en: https://www.google.com.co/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja&uact=8&ved=0CBwQFjAAahUKEwi6x8PqjfTGAhWF1x4KHSn7C68&url=http%3A%2F%2Fwww.tuning.unideusto.org%2Ftuningal%2Findex.php%3Foption%3Dcom_docman%26task%3Ddown%26bid%3D3&ei=HV2yVfrEFIWve6n2r_gK&usg=AFQjCNGUZGcbtMyoTsK5Td7manKJjR8dPQ&bvm=bv.98476267,d.dmo

22. Branda LA. El aprendizaje basado en problemas: de herejía artificial a res popularis. Revista educación médica 2009 [citado 6 Jul 2015];12(1):11-23. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S157518132009000100004&script=sci_arttext

23. Vizcarro C, Juarez E. El aprendizaje basado en problemas en la enseñanza universitaria. Murcia: Editum, Ediciones de la Universidad de Murcia. 2008. p. 17-36

24. Morales BP, Landa FV. Aprendizaje Basado en Problemas. Revista Theoria. 2004 [citado 6 Jul 2015];13:145-57. Disponible en: http://campus.usal.es/~ofeees/NUEVAS_METODOLOGIAS/ABP/13.pdf

25. Herrera A. Aprendizaje Basado en Problemas, una visión actual para la enseñanza de la Enfermería [tesis]. Bogotá, Colombia: Universidad Nacional de Colombia; 2013 [citado 6 Jul 2015]. Disponible en: http://www.bdigital.unal.edu.co/11418/1/04868240.2013.pdf

26. Sebold LF, Carraro TE. La práctica pedagógica del docente en enfermería: una revisión integradora de la literatura. Revista Enfermería Global 2011 [citado 6 Jul 2015];10(22):821-7. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S1695-61412011000200023&script=sci_arttext

27. Misas AG. La educación superior en Colombia: análisis y estrategias para su desarrollo. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia; 2004 [citado 6 Jul 2015]. Disponible en: http://www.colombiaaprende.edu.co/html/investigadores/1609/articles73081_archivo.pdf

28. Araujo U, Sastre G. El aprendizaje basado en problemas: una nueva perspectiva de la enseñanza en la universidad. En: Romero GA, Muñoz H. Aprendizaje basado en problemas y ambiente virtual de aprendizaje. Barcelona: Editorial Gedisa; 2008. p. 821-7

29. Illesca PM. Aprendizaje Basado en Problemas y competencias genéricas: concepciones de los estudiantes de Enfermería de la Universidad de la Frontera, Temuco-Chile [tesis]. Chile: Universidad de Lleida; 2012 [citado 6 Jul 2015]. Disponible en: http://www.tdx.cat/bitstream/handle/10803/110733/Tmip1de1.pdf;jsessionid=0DE6DB63AF8F37CBE3EB041ABB9B0FB8.tdx1?sequence=2

30. Mora EE. El aprendizaje basado en problemas para la intervención de la Enfermería con la persona adulta mayor. Ensayo Enfermería Actual en Costa Rica. Universidad de Costa Rica 2011 [citado 6 Jul 2015];(20):821-7. Disponible en: http://www.revenf.ucr.ac.cr/mayor.pdf>

31. Rué J, Font A, Cebrian G. El ABP. Un enfoque estratégico para la formación en Educación Superior. REDU. 2011;9(1):25-44.

32. Martin EN., Martin EA, Cobo CA. El aprendizaje basado en problemas (ABP) en gran grupo: una experiencia satisfactoria para los estudiantes de primer grado de enfermería de Toledo. Docencia e Investigación 2012 [citado 6 Jul 2015];8(22):25-34. Disponible en: http://educacion.to.uclm.es/pdf/revistaDI/8_22_2012.pdf

33. González LJ, Navarro RJ. La formación de los futuros profesionales enfermeros: Aprendizaje Basado en Problemas (ABP) y Aprendizaje Colaborativo (AC). Departamento de Enfermería. Universidad de Sevilla; 2010 [citado 6 Jul 2015]. Disponible en: http://abacus.universidadeuropea.es/bitstream/handle/11268/3165/Gonz%C3%A1lez,%20Jos%C3%A9%20R.pdf?sequence=1

34. Herrera MC. El aprendizaje basado en problemas (ABP) como enfoque pedagógico para la intervención de la enfermera en la prevención de caídas en el paciente adulto mayor hospitalizado en el Hospital Militar Central. Ensayo para obtener el título de Especialista en Educación. Bogotá: Universidad Militar Nueva Granada; 2013 [citado 6 Jul 2015]. Disponible en: http://repository.unimilitar.edu.co/bitstream/10654/12474/1/ABPpara_la_prevencion_de_caidas_en_el_HMC-1%5B1%5D.pdf

35. Cónsul GM, Medina MJ. Fortalezas y debilidades del Aprendizaje Basado en Problemas desde la perspectiva profesional de las enfermeras tituladas. Revista Latinoamerica Enfermagem. 2014 [citado 6 Jul 2015];22(5):724-30. Disponible en: http://www.scielo.br/pdf/rlae/v22n5/es_0104-1169-rlae-22-05-00724.pdf

36. Pinilla AE. Modelos pedagógicos y formación de profesionales en el área de la salud. Educación y Práctica de la Medicina. Acta Médica Colombiana 2011 [citado 6 Jul 2015];36(4):204-18. Disponible en: http://www.scielo.org.co/pdf/amc/v36n4/v36n4a08

37. Martin GM. Opiniones de los estudiantes de enfermería sobre el aprendizaje basado en problemas. Revista Enfermería Global 2009 [citado 6 Jul 2015];(17):104-12. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S169561412009000300010&script=sci_arttext

38. Prado M, Reibnitz KS. Inovação e educação em enfermagem. Florianópolis: Cidade Futura; 2006.

39. Nietsche E. A. Uma proposta pedagógica emancipatória para o curso de enfermagem da universidade federal de Santa Maria. Revista do Centro de Educação 1993;18(2):115-38.

40. Bernal BM, Ponce GG. Propuesta para la enseñanza del cuidado en enfermería. Revista enfermería universitaria 2009 [citado 6 Jul 2015];6(1):33-41. Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/enfuni/eu-2009/eu091e.pdf

41. Medina MJ, Castillo PS. La enseñanza de la enfermería como una práctica reflexiva. Florianópolis. Enferm. 2006 [citado 6 Jul 2015];15(2):45-54. Disponible en: http://www.scielo.br/scielo.php?pid=S010407072006000200015&script=sci_arttext

42. Calero CJ. El método didáctico de resolución de problemas en el aprendizaje de la asignatura de Matemática, en los estudiantes de Segundo Semestre de Contabilidad, I.S.T.P. "Joaquín Reátegui Medina" Nauta, 2009 [tesis]. Lima, Perú: Universidad Nacional Mayor de San Marcos; 2011.

43. Moreno Y, Muñoz S, Alvis T. Empoderamiento en el cuidado. En: grupo de cuidado El Arte y la Ciencia del Cuidado Universidad Nacional de Colombia: Bogotá, Colombia: Unibiblos; 2002. p. 321

44. Waldow VR. Enseñanza de enfermería centrada en el cuidado. Revista AQUICHAN 2009 [citado 6 Jul 2015];9(3):246-56. Disponible en: http://aquichan.unisabana.edu.co/index.php/aquichan/article/view/1523/1970

45. Cabarcas N. Gestión de la calidad del cuidado de Enfermería con principios éticos. Revista Ciencias Biomédicas. 2011 [citado 6 Jul 2015];2(1):144-8. Disponible en: http://www.revistacienciasbiomedicas.com/index.php/revciencbiomed/article/viewFile/73/68

46. Morfi SR. Gestión del cuidado en enfermería. Revista Cubana de Enfermería. 2010 [citado 6 Jul 2015];26(1):1-2. Disponible en: http://www.bvs.sld.cu/revistas/enf/vol26_1_10/enf010110.pdf

47. De oliveira P, Kowal I. Perfil y competencias de gerentes de enfermería de hospitales acreditados. Rev. Latino-Am. Enfermagem. 2011 [citado 6 Jul 2015];19(1):[aprox. 10 p.]. Disponible en: http://www.eerp.usp.br/rlae

48. Muro C, Blasco M, Colomer A. Aprendizaje Basado en Problemas en la asignatura de ciencias psicosociales aplicadas. 2010 [citado 6 Jul 2015]:1-8 Disponible en: http://www.unizar.es/eees/innovacion06/COMUNIC_PUBLI/BLOQUE_II/CAP_II_14.pdf

49. Apreciada BM, Do Nascimento K, Arzuaga M, Erdmann A. Aprendizaje Basado en Problemas: Comunicación en la integración teórico-práctica en enfermería. Revista cubana de enfermería, 2010 [citado 6 Jul 2015];26(4):257-66. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S0864-03192010000400009&script=sci_arttext

50. Murrain E. Tendencias de la investigación en enfermería. Artículo de investigación científica y tecnológica. Repertorio de Medicina y Cirugía 2009 [citado 6 Jul 2015];18(2):90-6. Disponible en: http://repertorio.fucsalud.edu.co/pdf/vol18-02-2009/90-96.pdf

 

 

Recibido: 10 de agosto de 2015.
Aprobado: 15 de agosto de 2015.

 

 

Carolina Elena Cortina Navarro. Enfermera, Especialista en Auditoria y Gestión de la Calidad en Salud. Magister en Educación. Candidata a Doctor en Ciencias de la Educación. Docente Catedrático Universidad de Magdalena. E-mail: c.e.cortina@hotmail.com

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Copyright (c) 2015 Maria Yaquelin Expósito Concepción

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.