Promoción de la salud en la habitación y en la escuela

ARTCULO DE REVISIN

 

Promocin de la salud en la habitacin y en la escuela

 

Health promotion in the room and at school

 

 

Julio Hilbert, Gurgel Jonas

Universidade Federal Fluminense. Rio de Janeiro, Brasil.

 

 


RESUMEN

Introduccin: la promocin de la salud es una prctica de actuacin social implementada en conjunto a los rganos de salud, de educacin y la sociedad civil. Esta prctica tiene por intuito instruir y empoderar la poblacin en relacin a prcticas de salud. As, la escuela se torna un local para desarrollo de acciones con intereses de mudanzas en el estilo de vida de la sociedad.
Objetivo: analizar los programas de intervencin de promocin de la salud en las clases de educacin fsica, en Brasil, reportados en la literatura.
Mtodos: revisin integrativa y anlisis de literatura sobre la produccin de la salud en las escuelas de Brasil. Fueron utilizadas las bases de datos BVS/LILACS y MEDLINE. Fueron utilizados los mismos descriptores, en portugus y ingles, relacionados a la educacin fsica (MeSH): Health Promotion (Promoo da Sade) AND school (Escola) AND Physical Education (Educao Fsica). La bsqueda fue restricta al Brasil, con el objetivo de localizar lo que es producido sobre los escolares del pas (de edad mxima de 18 aos).
Conclusiones: La escuela se presenta responsable por diversas transformaciones en el estilo de vida. As, la utilizacin de esta como un espacio para programas de educacin para la salud parece ser una estrategia viable. Sin embargo, estudios de mayor duracin son necesarios para la obtencin DE resultados ms conclusivos.

Palabras clave: promocin de la salud; escuela; educacin y entrenamiento fsico; Brasil.


ABSTRACT

Introduction: Health promotion is a practice of social action implemented with cooperation between health and educations institutions and civil society. This practice has the aim of instructing and empowering population, in relation to heath practice. Therefore, school has become a place for development of actions in attempt to change society's life style.
Objective: To analyze health promotion intervention programs in physical education classes, in Brazil, reported in literature.
Methods: A integrative review and a literature analysis were performed regarding the health promotion in Brazilian schools. BVS/LILACS y MEDLINE databases were comprised. The same descriptors, in Portuguese and English, related to physical education, were used: Health Promotion (Promoo da Sade) AND school (Escola) AND Physical Education (Educao Fsica). Search was restricted to Brazil, in attempt to locate the scientific production in this country (maximum age of 18 yrs old).
Conclusion:
School presents itself to be responsible for several transformations in life style. Therefore, the use of it as a space for health education programs seems to be a viable strategy. However, studies with longer duration are needed to attain more conclusive results.

Keywords: Health promotion; School; Physical Education and Training; Brazil


 

 

INTRODUCCIN

El Ministerio de Salud seala posibles medidas debido al proceso de crecimiento y desarrollo del nio. Entre estas medidas se destacan: la promocin, la proteccin y la restauracin de la salud en los primeros aos de vida. Por lo tanto, el Programa de Salud Escolar (PSE), lanzado en septiembre de 2008, es el resultado de una colaboracin entre los Ministerios de Salud y Educacin, que tiene como objetivo fortalecer la prevencin de la salud de los estudiantes brasileos.1 Para Czeresnia y Freitas,2 hay una diferencia entre las polticas de promocin y prevencin de la salud. Segn ellos, es la poltica de prevencin clasificada como una accin inmediata y tiene como objetivo combatir cierto problema, en este grupo incluyen programas de prevencin de la obesidad infantil o combatir enfermedades especficas. Ya la promocin de la salud, con un carcter ms holstico, tiene el objetivo de hacer que la poblacin tenga una actuacin ms consciente en el problema a largo plazo.2

La promocin de la salud abarca no solo la accin en el comportamiento individual, sino tambin en la construccin de un ambiente que favorezca la atencin a partir de una amplia intervencin social, y no se detenga solo para entender las necesidades momentneas del sujeto.3 La preocupacin por el estado de la salud de la poblacin ha significado que las estrategias han sido creadas para fomentar prcticas saludables. Por lo tanto, son esenciales para el crecimiento y desarrollo de la sociedad.

En Brasil, solo en 2006, mediante la implementacin del sistema de vigilancia de Enfermedades Crnicas de entrevistas telefnicas (VIGITEL) se atent a la promocin de la actividad fsica en mbito nacional.4 Entre las causas que contribuyeron a la desmejora de la salud, la inactividad fsica se coloca firmemente como un ejemplo de pandemia.3 Cabe destacar el cambio significativo entre los hbitos sociales y alteraciones de comportamiento, la ocupacin del espacio geogrfico y el avance tecnolgico que contribuyeron para la reduccin de la actividad fsica.5 De esta manera, y con el amplio panorama del trabajo, algunos programas tienen acciones preventivas, como la obesidad, la hipertensin, la diabetes, entre otros, para poner remedio a las situaciones y demandas locales. Adems, las acciones preventivas en el pas se dirigen a diferentes mbitos con el objetivo de resolver el problema especfico de una poblacin.2

La posibilidad de construir programas de promocin de la salud dentro da escuela crea un espacio para cambiar la calidad de vida a largo plazo. 6 El pensar la Promocin de la Salud (PS) en la escuela es entender su papel multifactorial y su prctica educativa.7 As, los programas de educacin fsica (PE), por lo general, son constituidos por programas o sistemas de actividad fsica (PA). Los PE implican en actuaciones multifactoriales y multifocales, considerando toda la comunidad escolar, con el propsito de mejorar la salud de los estudiantes y la comunidad escolar.8

Aparte, la educacin fsica es la nica disciplina que tiene el mismo contenido para varias series seguidas en la escuela. El conocimiento de las Ciencias de la Actividad Fsica y Promocin da Salud no deben limitarse a las clases de ciencia y la educacin fsica en s.10 As entendiendo la importancia de la promocin de la salud y la actuacin de educacin fsica escolar, se entiende que proyectos envolviendo los dos dentro de la escuela, es necesario que sean integrados en la prctica. Este artculo tiene como objetivo describir la produccin acadmica sobre programas o intervenciones destinadas a promover la salud dentro de la escuela.

 

MTODOS

Se realiz una revisin integradora de la literatura con el fin de identificar las prcticas comunes de programas de actividad fsica en la clase de educacin fsica, en Brasil. Fueron dotados seis criterios para la organizacin de la revisin integradora,11 con la siguiente problemtica central: Cmo se realizan los programas en las clases de educacin fsica, en Brasil?

La revisin de la literatura se realiz el 06 de noviembre 2015 en las bases de datos LILACS por medio del BVS/LILACS y MEDLINE a travs de PubMed, utilizando los mismos descriptores en Portugus e Ingls en la Educacin Fsica (MeSH) para las tres bases: Health Promotion (Promoo da Sade) AND school (Escola) AND Physical Education (Educao Fsica) y se aadi a la lista el pas Brasil, con el fin de localizar lo que se produce en el pas ya sea nacional o internacional sobre encuestas nacionales. Tambin se adopt el uso de filtros para la investigacin dentro de las plataformas: -old, desde el nacimiento hasta los dieciocho y en los artculos originales. Se utilizaron los datos de los ltimos 10 aos.

Para ser aprobado, el artculo que tena que marcar los criterios de originalidad: 1) que el documento sea original en su produccin y organizacin; 2) trabajar con poblacin escolar; 3) contener algn programa de promocin de la salud en las escuelas y contener un mtodo aplicado en el entorno escolar; 5) tener alguna relacin con la actividad, el ejercicio o la educacin fsica. Finalmente, uno de los criterios ms importantes es: 6) la presencia de la actividad fsica actuando como elemento de los programas de promocin de la salud. Disertaciones, tesis y revisiones sistemticas fueron excluidas de esta revisin.

En esta pesquisa fueron encontrados 21 artculos, siendo 15 MEDLINE y 6 LILACS.

Despus de la lectura fueron excluidos los artculos que no entraban en los criterios estipulados o que no sean artculos originales. De esta forma 5 artculos pasaron a ser analizados integralmente, 2 artculos de la base LILACS y 3 de MEDLINE (estos fueron ledos completamente).

 

DESARROLLO

Dentro de los estudios que se encuentran en los LILACS se incluyeron "La actividad fsica entre los adolescentes" de Hallal y cols.12 y "Perfil de la actividad fsica y la ingesta de alimentos de auto-reporte de los escolares de 7 a 10 aos de la red pblica y privada" de Costa & Assis.13 Hallal,12 con un estudio descriptivo a cerca de las prcticas de actividad fsica entre los adolescentes en una poblacin de 60 973 individuos, muestra que se obtuvo de la Pesquisa Nacional de Sade Escolar (Pense), dijo que alrededor del 43 % de los jvenes se mantienen activos, ni la mitad de los adolescentes informaron que tienen ms de dos clases de educacin fsica. Adems, el 79 % reportan ver dos horas o ms de televisin. Costa & Assis13 realizaron un estudio en Florianpolis (capital de Santa Catarina) con una poblacin escolar de 2 936, entre las edades de 7 a 10 aos. Las informaciones fueron recogidas a travs de un auto-cuestionario que muestra, adems de la prctica fsica, que los estudiantes de escuelas privadas tienen un 80 % de probabilidad de que sean menos proactivos al desplazamiento.

De 15 artculos enumerados en MEDLINE, solamente los siguientes artculos fueron incluidos: "La evaluacin de proyectos de promocin de salud para los adolescentes",14 "La inscripcin en la educacin fsica se asocia con el comportamiento relacionado con la salud entre los estudiantes " 15 y "Factores socio demogrficos y conductuales asociados con la actividad fsica en brasileos adolescentes".16

Ferreira y cols. 14 analizaron un programa de intervencin en la ciudad de Goinia (capital de Gois). Este estudio se realiz en 14 escuelas, totalizando una muestra de 911 nios, con una taza de inactividad caracterstica de los grupos control e intervencin de casi 66 % (grupo 65,7 % de intervencin y en el grupo control 65,2 %). Sin embargo, fueron incapaces de identificar las mejoras o cambios en los hbitos de los nios.14

Tassitano y cols .,15 en un estudio de una poblacin de 4 210 escolares de la ciudad de Pernambuco, sealaron que el 75 % de los estudiantes no participan en las clases de educacin fsica, con una proporcin significativamente mayor en las mujeres (67,8 %).15 Sin embargo, se present una taza de inactividad alta en los dos grupos, superior al 65 %, aparte, el poco consumo de alimentos necesarios (considerado no trabaja como alimento protector) es muy alto, lo que casi llega a 69 % para inactivos y 67 % para activos.15

Resende y cols .,16 describen las actividades fsicas dentro y fuera de la escuela, buscando as comprender los factores sociodemogrficos y de comportamiento asociados con la actividad fsica. Para eso, se evalu una poblacin de 109 104 estudiantes de primaria en Brasil en un total de 2 842 escuelas; donde el 67 % viven en el sur y el centro, y ms del 22 % en la capital. El 63 % de esta poblacin tiene entre 14 y 15 aos. Este estudio tambin utiliz datos de la pesquisa Pense (2012).16 En este estudio, el 97,0 % de los estudiantes eran fsicamente activos por lo menos en una de las reas estudiadas, y la educacin fsica en la escuela tena mayor presencia por un total de 81,7 %. Este dato demuestra la importancia de la educacin fsica en el proceso de la actividad prctica fsica para la escuela. Sin embargo, solo el 29 % de los adolescentes alcanz el nivel recomendado de actividad fsica y a hacerse cargo del problema de cmo las lecciones realmente alcanzan a los estudiantes.16

Incluso, al tener estudios de diferentes caractersticas metodolgicas, hay elementos que corroboran la comprensin socio-educativa y el ingenio de los programas. Lo convierte en un problema de la cita de la relacin dicotmica ministerial de "salud" y "Educacin" se encuentran dentro de las notas relacionadas con el estudio de la baja prevalencia de los jvenes en la actividad a pesar de tener dos o ms clases de educacin fsica. 12,13 Los autores argumentan que el campo de la escuela sirve como la base fundamental de las polticas de promocin de la salud, as como programas de actividad fsica; adems, ve a la escuela investigada con escasez, ya que la prctica de la actividad fsica (que debe ocurrir en la escuela, encarnada en clases de Educacin Fsica) no se produce porque el desprendimiento o la ausencia de los estudiantes en las clases es un fenmeno reconocido como comn en muchos pases.12

Otro debate es la comprensin de gnero en estas actividades, y por lo tanto el nmero argumenta que alrededor del 80 % de los estudiantes con ms de dos clases sigue teniendo un nivel activo del 62 %, lo que demuestra la ineficacia de los programas adoptados en el saln de clase.13,16 El segundo de los datos de esta base de datos es tambin una descripcin de los indicadores relacionados en este caso de la Actividad Fsica y el consumo de alimentos. A partir de una perspectiva socioeconmica, este estudio tiende a encontrar la relacin entre los indicadores de salud y hbitos alimenticios asociados a una base econmica expresada por el sistema escolar. Es ms, los chicos son ms activos, lo que muestra una relacin clsica de clases de gnero y educacin fsica. Otro punto es el tema econmico y el aspecto social de la atencin femenina expresada por el hecho de que las nias y los estudiantes de la escuela privada reportaron mejores patrones de consumo de alimentos, y que los nios y la dicha red eran ms activos.

Sabiendo que los hbitos saludables estn vinculados a los hbitos de comportamiento, hay una evidencia colocado por ellos en la comodidad y la movilidad, ya que mostraron mayor actividad los estudiantes de las escuelas pblicas.17 Esta variedad de observaciones cuenta con una realidad local que puede ser reconocida por los hbitos sociales. Esta obra de referencia indirecta es presentada por la actividad o inactividad, as como el inters y la capacidad.

Los autores dan cuenta de que hay privilegios y diferencias entre los sistemas educativos existentes y creen que los resultados muestran la escuela pblica como un objetivo de las iniciativas de promocin de la salud.17

Reis tiene apuntes importantes sobre el comportamiento y la salud de los jvenes: los autores de las clases de educacin fsica, al mismo tiempo que estn asociados con la salud tienen un obscurecencia sobre la relacin con el comportamiento de los estudiantes.15 Es alarmante como los autores empiezan a notar que no solamente la prctica, sino tambin la asistencia a la clase de Educacin Fsica fue correlacionada con la frecuencia y calidad de los alimentos ingeridos por los estudiantes. Por lo tanto, lo ms frecuente, presente sobre todo en los ms pequeos, sera el consumo de bebidas gaseosas y el tiempo frente a la televisin, y en la mayora de los indicadores, podra ser la ausencia de consumo de verduras y frutas. Sin embargo, el estudio de "juega"14 con los valores, tambin hace inferencias y esta sobrevalorizacin no apunta a los aspectos ms generales. El estudio muestra que el 69 % son hijos de madres con menos de 8 aos de escolaridad, otro hecho es que el 30 % de los que estn entre 14-19 aos de edad estn trabajando. Se descarta de los datos en este estudio otra debilidad de este: la falta de una asistencia escolar dada, no solo a la educacin fsica. Sin embargo, la presencia de hijos e hijas que necesitan trabajar temprano y que tienen poca educacin familiar puede sostener en otros aspectos de la salud que no se mencionan. Esto demuestra un marco importante para atraer y acercarse a la escuela para el estudiante.

Ferreira cuenta con una alta tasa de inactividad en ambos grupos (control e intervencin) superiores a 65 %, ms el no consumo de alimentos necesarios (considerado en las obras como un alimento protector) es alta de que las fronteras entre el 69 % para los jubilados y el 67 % de los activos. 14 Por un lado, la igualdad entre los grupos analizados es un factor tan positivo como presente durante todo el proyecto, resultando requerido y facilitado para identificar cambios significativos en los grupos. El punto importante de atencin prestado por el autor es la presencia de problemas nutricionales, incluso en la pesquisa en jvenes de bajo peso (por no hablar de los casos de obesidad). As, vincula la igualdad de los grupos de jvenes con la necesidad de una nueva evaluacin del proyecto, o una accin ms prolongada.

En ltima instancia, Resende y cols. proponen entender cmo la actividad fsica en adolescentes se asocia con beneficios para la salud a corto y largo plazo.16 Entre los adolescentes que hayan cumplido el tiempo mnimo recomendado para la actividad fsica, los distintos campos han contribuido a la actividad fsica en siguientes proporciones en total: la actividad fsica de tiempo libre (relacin persona -Pr- 12,5; IC del 95 %: 11,17 a 13,97), activa los desplazamientos (PR 1,63; IC del 95 %: 1,59 a 1,67), y la educacin fsica en la escuela (PR 1,36; IC del 95 %: 1,29 a 1,44). La frecuencia semanal de todas las actividades fue mayor entre los nios que entre las nias. Adems, casi dos tercios, el 61,8 % de los estudiantes pasaron ms de dos horas al da involucrndose en conductas sedentarias; y la prevalencia de sedentarismo fue similar entre nios y nias, 59.0 y 64.5 %, respectivamente.

As, el estudio concluye que las actividades fsicas son importantes en cualquier programa de promocin de la salud. Por lo tanto, es necesario invertir en poltica e inter-agencias que promuevan todas las reas y asegurarse de que la poblacin en general ayude a determinar el alcance y el diseo de este tipo de iniciativas polticas. Todo esto, teniendo en cuenta las caractersticas de base de cada regin.

 

CONCLUSIONES

La actividad fsica se indica como un mejor dispositivo para una vida sana, va en direccin de los artculos destacados en la literatura. Sin embargo, se ha observado la dificultad de encontrar un estudio que sea solo un programa de actividad fsica en la escuela. No se ve el primer punto fundamental de esta bsqueda: los estudiantes son elementos de estudio, pero en su entorno muchas veces no hay elementos multifactoriales que impliquen crecimiento. Se necesita que el nio y la preocupacin por la potenciacin de este joven para un crecimiento saludable tengan ms programas de promocin de la salud, y en particular dentro de las escuelas pblicas. En este contexto tomo nota de que la hiptesis inicial no fue contestada directamente, pero abro un gran signo de interrogacin sobre lo que se ha estado pensando de una manera sistemtica y metodolgica sobre las acciones y proyectos de salud en Brasil.

La educacin fsica es una materia que se ensea en las escuelas con una operacin muy grande, sin embargo, encaja en el proceso de entrenamiento que el educador practique sus acciones pertinentes en forma adecuada. Proponer un programa exclusivamente nacional es eliminar las peculiaridades existentes en cada regin donde hay una demanda real y un problema presente en la salud. Adems del modelo de produccin, caracterizan errneamente a la escuela como entorno de formacin real y pasan por alto el hecho de que muchos problemas de salud pblica podran ser resueltos con las prcticas escolares bsicas.

 

REFERNCIAS BIBLIOGRFICAS

1. Brasil. Ministrio da Sade. Sade da Criana - Acompanhamento do crescimento e desenvolvimento infantil. Braslia: Ministrio da Sade; 2010

2. Czeresnia D, Freitas CM. Promoo da Sade, conceitos, reflexes, tendncias. Rio de Janeiro: Fio Cruz; 2004.

3. WHO. Carta de Ottawa. OPAS. 2010 [cited 2016 Feb 3]. Available from: http://www.opas.org.br/carta-de-ottawa/

4. Brasil. Ministrio Da Sade. Secretaria de Vigilncia em Sade. Braslia: Ministrio da Sade; 2011.

5. Costa FF da, Martin LTG, Nahas MV. A Educao Fsica no Brasil em transio: perspectivas para a promoo da atividade fsica. Rev Bras Atividade Fsica e Sade. 2012;17(1):14-21.

6. Gallo S. Pedagogia libertria: anarquistas, anarquismos e educao. So Paulo: Imaginrio. Manaus; 2007.

7. Brasil. PCN - Parmetros Curricularse Nacionais: Sade. Braslia: Secretaria de Educao Fundamental; 1998.

8. Boreham C, Riddoch C. The physical activity, fittness and health of children. J Sports Sci. 2001;19:915-29.

9. Brasil. Pesquisa Nacional da Sade do Escolar (PeNSE).Rio de Janeiro: IBGE; 2009.

10. Farinatti PTV, Ferreira MS. Sade, promoo da sade e educao fsica - conceito, princpios e aplicaes. Rio de Janeiro: Eduerj; 2006.

11. Mendes KDS, Silveira RC de CP, Galvo CM. Reviso integrativa: mtodo de pesquisa para a incorporao de evidncias na sade e na enfermagem. Revista Texto &Contexto-Enfermagem; 2008 Dec [cited 2015 Jun 21];17(4):758-64.

12. Hallal PC, Knuth AG, Cruz DKA, Mendes MaI, Malta DC. Prtica de atividade fsica em adolescentes brasileiros. Cienc e Saude Coletiva. 2010;15(2):3035-42.

13. Costa FF, Assis MAA. Self-reported physical activity and food intake patterns in schoolchildren aged 7-10 from public and private schools. Brazilian J Kinanthropometry Hum Perform. 2012;(February):497-506.

14. Ferreira JO, Jardim PCBV, Peixoto M do RG. Evaluation of project promoting health in adolescents. Rev saude publica; Faculdade de Sade Pblica da Universidade de So Paulo. 2013 [cited 2016 Feb 3];47(2):257-65.

15. Tassitano RM, Barros MVG, Tenrio MCM, Bezerra J, Florindo AA, Reis RS. Enrollment in physical education is associated with health-related behavior among high school students. J Sch Health. 2010;80(3):126-33.

16. Rezende LF, Azeredo C, Canella D, Claro R, de Castro IR, Levy R, et al. Sociodemographic and behavioral factors associated with physical activity in Brazilian adolescents. BMC Public Health. 2014;14(1):485.

17. Guedes DP, Viezzer LM. Percepo De Hbitos Saudveis Por Adolescentes: Associao Com Indicadores Alimentares, Prtica De Atividade Fsica E Controle De Peso Corporal. Rev Bras Cincia do Esporte. 2002;24(1):23-45.

 

 

Recibido: 2015-11-29.
Aprobado: 2016-03-01.

 

 

Hilbert da Silva Julio. Universidade Federal Fluminense. Direccin electrnica: hilbertsj@yahoo.com.br

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Copyright (c) 2017 Revista Cubana de Enfermería

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.